Proyecto Madrasa - Proyecto Madrasa Madrid
Un protecto EDUCATIVO, HUMANITARIO y de COOPERACIÓN INTERNACIONAL con estudiantes del Sáhara Occidental (RASD) en la Comunidad de Madrid
sahara,sahara_libre,madrasa_madrid,proyecto_madrasa,saharauis,rasd,estudiantes,acogimiento
81
page-template-default,page,page-id-81,bridge-core-2.2.1,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-20.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

El Proyecto Madrasa

Proyecto educativo

La Asociación Madrasa Comunidad de Madrid desarrolla y gestiona un proyecto de estudios denominado Madrasa Madrid. El objetivo es proporcionar formación reglada dentro del sistema educativo español a menores saharauis de los Campamentos de Refugiados de Tinduf (Argelia), con la intención de que puedan obtener un título oficial con validez académica (Bachillerato, Formación Profesional, Grado, etc). Los jóvenes deben tener una edad de entre 12 y 14 años en el momento de integrarse en el programa de estudios.

Proyecto humanitario

Para ello, es necesaria la colaboración desinteresada de familias voluntarias residentes en la Comunidad de Madrid que hayan o estén participando en el programa Vacaciones en Paz, y que quieran aceptar, durante el periodo escolar y en su núcleo familiar al menor con el que ya han estado conviviendo durante el verano. Los estudiantes residirán en la Comunidad de Madrid durante del curso escolar, es decir, de septiembre a junio, debiendo obligatoriamente regresar a los Campamentos de Refugiados con su familia biológica los meses de vacaciones escolares de verano.

La educación es un factor indispensable para que la humanidad pueda conseguir los ideales de paz, libertad y justicia social. Jacques Delors

Requisitos de las familias voluntarias

  • Contar con la autorización de los padres o tutores legales del menor saharaui.
  • Haber convivido el menor con la familia voluntaria al menos dos años dentro del programa Vacaciones en Paz.
  • Contar con un informe de la asociación a través de la cual ha participado en el programa Vacaciones en Paz, indicando cómo ha sido la convivencia y su valoración favorable o desfavorable para su incorporación al proyecto.

 

Compromisos de la familia de acogida

  • Conocer y aceptar las condiciones y compromisos que implica la participación en el proyecto.
  • Motivación ante la situación de estancia por estudios de un menor saharaui.
  • Disponer de tiempo para una adecuada atención al menor.
  • Comprometerse a aceptar y a alojar en su casa a un menor saharaui desinteresadamente, cubrir sus necesidades materiales y emocionales durante el curso escolar y por un periodo no inferior a cuatro cursos, con la finalidad de facilitar su proceso formativo y con el objeto de obtener una titulación oficial con validez académica.
  • Garantizar una vivienda en condiciones adecuadas y medios de vida suficientes para el buen desarrollo del menor.
  • Contar con la voluntad compartida de todo el núcleo familiar de realizar el proyecto Madrasa.
  • Aceptar sin condiciones la relación del menor con su familia biológica.
  • Ser conocedora que el hecho de una estancia por estudios del menor en su familia, significa solamente el confiar, de manera temporal, la guarda del mismo, sin que pueda incoar acciones encaminadas a una adopción.
  • Asumir desinteresadamente el cuidado del menor, como si de un hijo propio se tratara.
  • Poner todos los medios para que los menores saharauis puedan asistir a las actividades formativas, culturales y lúdicas incluidas en el programa anual de Madrasa Madrid.
  • Conocer y aceptar la historia, la identidad y cultura del pueblo saharaui.
  • Fomentar el hermanamiento de la familia voluntaria con la familia biológica del menor.
  • Cumplir la Ley Orgánica 1/96 de Protección Jurídica del Menor.
  • Garantizar el retorno a los Campamentos de Refugiados del menor, cada verano en periodo de las vacaciones escolares.
  • Garantizar el retorno a los Campamentos de Refugiados del menor con su familia biológica, cuando ésta lo solicite de forma fehaciente.
  • Educarlo en el respeto a la diversidad cultural y religiosa y en la defensa de los Derechos Humanos.
  • Respetar la religión, alimentación y otros hechos culturales del menor saharaui.
  • No iniciar ninguna gestión relacionada con la documentación del estudiante, en su calidad de extranjero no residente, sin contar con el permiso escrito de la familia biológica.
  • En el caso de no continuar con el proyecto, ponerlo en conocimiento de la Asociación Madrasa Comunidad de Madrid, como mínimo, con un curso lectivo completo de anterioridad. En caso de abandono injustificado, no se podrá reclamar devolución del importe entregado en concepto de fondo solidario de garantía.
  • Asumir los gastos correspondientes al curso escolar completo en caso de que algún estudiante abandone el proyecto antes de finalizar el curso escolar.